Propiedad Industrial

La propiedad industrial es un conjunto de derechos que puede poseer una persona física o jurídica sobre una invención (patente, modelo de utilidad, topografía de productos semiconductores, certificados complementarios de protección de medicamentos y productos fitosanitarios), un diseño industrial, un signo distintivo (marca o nombre comercial), etc.

Otorga dos tipos de derechos: en primer lugar el derecho a utilizar la invención, diseño o signo distintivo, y en segundo lugar el derecho a prohibir que un tercero lo haga.

Sin registro no hay derecho, por lo que su registro es obligatorio.

El derecho de prohibir (Ius prohibendi) es la parte más destacada de la propiedad industrial y permite al titular del derecho el solicitar el pago de una licencia, también llamada regalía o royalty. Posee límites temporales, pues casi todos los derechos de propiedad industrial tienen una duración máxima, y territoriales pues sólo tienen validez en el territorio donde se han concedido (normalmente un país o el territorio de la Unión Europea en el caso de marca comunitaria)

Marcas

Una marca es considerada una forma de registro sobre cualquier símbolo, texto o conjunto de ambos, utilizado para identificar de manera exclusiva uno o varios productos comerciales o servicios. Dicho símbolo suele denominarse como marca registrada (en inglés, trademark), la cual se muestra de forma abreviada con los iconos ™, M.R. o ®.

Patentes

Una patente, según la definición de la OMPO, es un derecho exclusivo concedido a una invención, es decir, a un producto o procedimiento que aporta una nueva manera de hacer algo o una nueva solución técnica a un problema o procedimiento. Para que sea patentable, la invención debe satisfacer determinados requisitos.

Para que la invención sea patentable debe tener uso práctico, debe tener un elemento de novedad, es decir, alguna característica nueva que no se conozca en su ámbito técnico.

Nombres comerciales

Según la Oficina Española de Patentes y Marcas, el nombre comercial es el signo o denominación que identifica a una empresa en el tráfico mercantil y que sirve para identificarla, individualizarla y distinguirla de las demás empresas que desarrollan actividades idénticas o similares. No tiene porqué coincidir con la denominación social sino para distinguirla del resto a través de ese nombre comercial.

Registro

Es obligatorio para poder obtener el derecho.

Resolución de conflictos

Trámites extrajudiciales y judiciales para:

-Cesación de uso ilegítimo

-Recuperación de nombres de dominio

-Conflictos entre dominio y marca

-Conflictos entre nombre comercial y denominación social

 

Más información:
Tel. 91 2996877
E-mail: info@santosasociados.com